Prensa

COMPARTE NUESTRA NOTA




Noticias Relacionadas

FILEY

Voces Universitarias

UADY revalora los saberes y prácticas tradicionales de las comunidades rurales

Con el apoyo de la Fundación Kellogg, se busca mejorar las condiciones y calidad de vida de los pobladores

Mérida, Yucatán, 7 de mayo de 2019.- La Coordinación de Posgrado, Investigación y Vinculación de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), a través de la Unidad de Proyectos informó que, como parte  del convenio que tiene con la Fundación Kellogg, se finalizaron seis proyectos de la Cuarta Generación de Comunidades de Aprendizaje y dan inicio siete nuevos correspondientes a la Séptima Generación.

Lo anterior contribuye en el marco de la responsabilidad social universitaria a la visión que la UADY tiene proyectada para el 2030: “Ser una universidad internacional anclada a lo local con un amplio  nivel de reconocimiento por su relevancia y trascendencia social”.

En rueda de prensa, se dio a conocer que los proyectos sociales involucraron a académicos y estudiantes de distintas licenciaturas, quienes dialogaron de manera horizontal con las personas de las comunidades  para analizar y comprender su contexto, revalorar los saberes y prácticas tradicionales, y de este modo trabajar de manera participativa en soluciones realistas y adaptadas a la cultura de las comunidades.

Los proyectos que finalizan la cuarta convocatoria son: proyecto piloto para el rescate de la tradición maya de colecta de agua de lluvia en los solares como alternativa para el riego de hortalizas de  los productores de la Escuela de Agroecología U yits Ka’an de Mayapán, Mama y Maní; Un modelo de vivienda para la producción social en una comunidad maya: Yaxunah;

Desarrollo e implementación de un proyecto integral de gestión ambiental para la prevención de impactos ambientales por el manejo inadecuado de residuos sólidos en comunidades rurales; Educación para  la vida. Reflexión y revitalización de los valores fundamentales de la cultura maya; Reducción de la brecha digital en Personas Jóvenes y Adultas (PJA) de comunidades vulnerables de Yucatán; y Revitalización del conocimiento sobre prácticas de salud con enfoque  ecobiocultural en grupos domésticos de una comunidad maya del Estado de Yucatán.

Por otra parte, se abrió la séptima convocatoria para proyectos UADY-KELLOGG en la que se recibieron 19 propuestas, de las cuales seis fueron seleccionadas y serán desarrolladas a partir del presente  mes en los municipios de Tixméhuac, Yaxcabá, Cantamayec, Tahdziú y Teabo, en los temas de salud, turismo sustentable, nutrición, salud psicosocial de niñas y niños, y prevención de enfermedades transmitidas por vectores.

Los nuevos proyectos son: Intercambio de experiencias de turismo comunitario en la región del Puuc; Salud integral comunitaria en Tixcacaltuyub. Creando puentes; Escenarios Reales de Aprendizaje: La  comunidad como agente promotor de cambio en materia de salud educativa para la prevención de enfermedades transmitidas por vectores en una entidad rural yucateca; Factores socioeconómicos determinantes en la aceptación del plato maya y mejora del estado nutricional  de los escolares de Yaxcaba, Yucatán; Fortalecimiento del desarrollo psicosocial y sexual saludable de niños y niñas con espacios comunitarios con enfoque de derechos humanos; y un abordaje desde la interculturalidad y la perspectiva de género para el control  de las enfermedades transmitidas por vector.

Los proyectos financiados por la Fundación Kellogg, buscan también garantizar las condiciones de calidad de vida de los pobladores, así como su alimentación.

En ese sentido, Margarita Zarco Salgado, Responsable de la Unidad de Proyectos Sociales de la UADY resaltó el compromiso de responsabilidad social que persigue la Universidad con este tipo de iniciativas,  que a mediano y largo plazo buscan incidir en el diseño e implementación de políticas públicas dirigidas a las poblaciones que siguen viviendo en condiciones de mayor vulnerabilidad.

“Es un claro ejemplo de un escenario real de aprendizaje donde la universidad con sus profesores, estudiantes y los propios pobladores generan escenarios significativos que fortalecen al Modelo Educativo  para la Formación Integral (MEFI), que tiene como base el impulso de la participación social para alcanzar los objetivos”, puntualizó.

Para finalizar destacó que los donativos que ha realizado la Fundación Kellogg, desde el 2013 a la fecha, ha permitido el desarrollo de 37 iniciativas.

Galería de Imagenes

COMPARTE NUESTRA NOTA


Noticias Relacionadas